Aprende a aprender

Aprendiendo a aprender

Como aprender a aprender.

¿Se te olvidan las cosas? ¿Olvidaste las tablas de multiplicar? ¿Ves una película o lees un libro y olvidas el nombre?

¿Tienes un amigo o amiga que a pesar de que no estudiaba, sacaba buenas notas? Y no te logras explicar ¿por qué tú te matabas estudiando y no lograbas aprenderte las cosas?

Esto es muy común hoy en día, y le echamos la culpa al síndrome de déficit de atención (sin haberlo diagnosticado), o al estrés, o pensamos que así somos de distraídos o despistados por nacimiento. Pero adivina qué? Todo tiene una explicación y mucho tiene que ver con la forma en la que almacenamos la información en nuestro cerebro.

No seas tan dur@ contigo, mira que hoy en día recibimos 300 veces más información que otros hace 15 años.

Si!. No somos despistados, simplemente no aprendemos o memorizamos de la forma correcta.

La memoria es el pegamento que une los retazos de nuestra vida mental’ dice el neurocientífico Eric Kandel, ganador del premio Nobel.

Mucha personas consideran que cuanto más repitas mejor se graba la información en tu cerebro, cuando es precisamente al revés.

Una mejor comprensión desde el inicio, incrementa tu capacidad de retención. Por ello, a lo largo de los años se han inventado y mejorado una gran cantidad de técnicas de memorización por ser algo necesario en el día a día.

La universidad de Okland (California) desarrolla un sistema de aprendizaje en el que la memorización no es la base. La Neurociencia ha demostrado que las conexiones necesarias para aprender se producen en la memoria a largo plazo, situadas en el neurocortex.

Cuando aprendemos algo bien, lo almacenamos en la memoria de largo plazo y luego lo tiramos a la memoria de trabajo (neurocortex frontal) cuando realizas un trabajo repetitivo tu subconciente ya toma la información y no tienes que pensar cada paso que desarrollas, porque lo haces en “automático”, cocinar, manejar, bañarse, etc.

Talvez el problema no es memorizar, si no como lo intentamos hacer.

Te comparto un par de TIPS interesantes:

Trata de no aprender bajo presión, lo único que ganarás es frustración o falta de confianza en ti mismo, lee mucho, enfócate en una cosa a la vez y aplica diferentes ejercicios para descubrir cual es tu mejor forma de adaptar tu cerebro a retener las cosas que te interesan.

Ejercicios prácticos recomendados:

  1. Si hay pocas oportunidades de acceder a la información que necesitas aprenderte, lee y aparta la vista repitiendo lo que leíste. Esto enviará la información a tu memoria de trabajo
  2. Períodos de concentración de 25 minutos, seguidos de breves descansos. Esta interrupción ayuda a tu hipocampo a depositar parte de la información adquirida en tu memoria de largo plazo y te da un respiro para otra etapa igual.
  3. Si quieres retener algo, hazte preguntas al respecto, ¿Por qué está ocurriendo esto? ¿Por qué es importante saberlo? ¿Cómo podría explicárselo a otra persona?
  4. Usa la asociación. Se trata de unir conceptos, comparándolos con algo que te sea familiar, para que regresen a tu memoria juntos, mediante la creación de imágenes en tu mente.
  5. Crea un estado adecuado para la concentración. Si tienes la oportunidad de buscar un espacio tranquilo aprovéchalo, o solo cierra los ojos un momento sacando otras ideas de tu mente, abre los ojos y empieza a fijarte en lo que deseas almacenar.

Estoy segura que estos TIPS te será de utilidad y lograrás almacenar mejor lo que necesitas, estando consciente de como funciona nuestro cerebro y buscando el método que mejor te resulte a ti.

Cuéntame en los comentarios qué técnicas usas tú para que todos podamos conocerlas.

Sobremolaysola

Mujer luchadora, emprendedora, Abogada, Life Coach, con expenriencia en ventas y mercadeo. Motivada a ayudar a personas para lograr su transformación elevando sus estándares y enseñandoles a cuestionar lo convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *