¿Necesitas un amante?

¿Necesitas un amante?

Recientemente leí varios artículos que mencionan que las personas están tristes, solas, deprimidas, que padecen insomnio, ataques de pánico, crisis de llanto, diversos dolores misteriosos. Acuden a terapeutas en busca de ayuda, unos les recetan antidepresivos y alguno por allí emitió la opinión controversial que les aconsejan que se consigan un “amante”, refiriéndose a algo que les apasione, que amen hacer, un pasatiempo, una motivación, que no necesariamente se encuentra en una persona (o quizá si…)

Yo estoy totalmente de acuerdo, sea persona o no, es ideal buscar algo que te apasione, te anime día a día y haga que te brillen los ojitos. Me encanta pensar que las personas sustituyan el sufrimiento por “un amante”, pero aportaré lo siguiente: ¡Tu primer amante eres tú!

Entiendo que no somos perfectos y que no te gusta algo o algunas cosas, ya sea de tu cuerpo o de tu personalidad, eso es inevitable, ya que siempre buscamos la perfección.

Pero ámate tú, ama tus decisiones, ama tu experiencia, ama como has salido adelante con los recursos que has tenido a tu alcance.

Sería excelente replantearnos nuestros modelos de perfección o ideales. La sociedad nos ha programado para seguir reglas, que son necesarias para la convivencia, pero no todo lo que dice la sociedad que es, debe ser así.

No estoy incitando a la rebeldía, para nada! Solo digo que muchas veces las cosas no se dan de forma ideal o en el orden preestablecido y eso nos puede hacer pensar que fracasamos cuando no es así, eso nos puede estar provocando tristeza, depresión o estrés. Pienso que ser muy duros consigo mismos, y pensar que nuestra vida no se puede arreglar (cuando en realidad no esta arruinada) nos provoca insatisfacción, miedos, vergüenzas, y vivir con eso de manera inconsciente.

Nos vemos de menos, anhelamos y nos enfermamos por lograr algo que quizá no necesitamos, y olvidamos amarnos y vivir el HOY.

El enfoque lo das tú, a tu manera y a tu ritmo, como la vida te lo permitió.

Si nunca te graduaste, aún puedes ser exitoso en tus labores.

Si no te casaste, puedes tener una familia modelo.

Si no tuviste hij@s, puedes estar realizado en la vida.

Si piensas diferente, ¡no estás mal!

No te compares con los “ideales”, no te arrepientas de lo que no está en tus manos cambiar, suelta las reglas de vez en cuando, vive y deja vivir, aprovecha la libertad y disfruta que puedes tomar tus propias decisiones y siéntete orgulloso de ello.

Sé tu primer amante y claro: también búscate otro que te complemente!

Sobremolaysola

Mujer luchadora, emprendedora, Abogada, Life Coach, con expenriencia en ventas y mercadeo. Motivada a ayudar a personas para lograr su transformación elevando sus estándares y enseñandoles a cuestionar lo convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *